LA CONSTITUCIÓN

de

NORTEAMÉRICA

 

 

Preámbulo

 

Nosotros, el Pueblo de Norteamérica, conscientes de las responsabilidades que nuestro lugar y poder únicos han impuesto sobre nosotros, en busca de nosotros mismos y de nuestra paz y prosperidad en nuestro territorio y el extranjero, queriendo asegurar nuestras libertades económicas, políticas, religiosas, y sociales, tanto históricas como tradicionales, valorando la transparencia institucional de una sociedad abierta, así como los talentos y habilidades de una población educada y sana, y reconociendo la diferencia entre los problemas susceptibles a soluciones de gobierno y los que están más allá de las facultades propias del gobierno, hemos decidido instituir y establecer una nueva forma de gobierno limitado en lo que puede aplicar sobre nosotros, pero ilimitado en lo que puede hacer por nosotros.

Todo poder público es la manifestación de un contrato social.  La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el Pueblo. La soberanía del Pueblo se ejerce a través de su derecho al voto y sus derechos de iniciativa, referéndum, destitución y petición.  El ejercicio de los derechos democráticos no representa una amenaza para una sociedad democrática.

Es la voluntad del Pueblo de Norteamérica organizarse a sí mismo en un estado unitario.  Nuestro primer paso es unir los territorios y bienes de las naciones del continente norteamericano, comenzando por Canadá, México y los Estados Unidos de América, cuyos gobiernos provinciales y estatales, por medio de la aprobación de esta Constitución y de acuerdo con la ley, se disolverán y cuyos poderes serán delegados a cualquiera de los gobiernos ya sean nacional o del condados y municipales.  Nuestro objetivo es unir a toda Norteamérica donde cada uno de nosotros pueda contribuir a la grandeza y gloria de nuestro continente.

 

 

 

 

Norteamérica es una nación multiétnica, multicultural, fundada en principios que reconocen la supremacía de la Divina providencia y el Estado de derecho.

 

ARTÍCULO I

Sección 1. Los poderes inherentes del gobierno de Norteamérica, derivados del contrato social, tienen como finalidad garantizar los derechos inalienables de las personas a la vida, la libertad, la propiedad y la búsqueda de la felicidad.

Sección 2. Los poderes enumerados del gobierno nacional son:

-Proteger la soberanía de la Nación y la integridad territorial;
-Establecer, mantener y regular las fuerzas armadas; 
-Dirigir guerras y hacer la paz; 
-Dirigir las relaciones exteriores de la Nación, la promoción de la paz, la salud, la prosperidad y la libertad en el país y en el extranjero; 
-Explorar el espacio y promover su utilización con fines pacíficos; 
-Fomentar la tolerancia y prohibir todas las formas de discriminación injustificada en base a raza, origen nacional o étnico, color, religión, edad, género, orientación sexual, estilo de vida, o discapacidad mental o física;
-Promover la igualdad de oportunidades; 
-Definir y sancionar los delitos; 
-Mantener el orden público y hacer cumplir las leyes; 
-Garantizar la justicia y la igualdad de trato ante la ley; 
-Promover la propiedad privada de los bienes y regular sus usos; 
-Regular todos los negocios, la industria manufacturera y el comercio dentro de o que cruzan las fronteras de la nación; 
-Fomentar la creatividad y el espíritu empresarial;
-Promover el crecimiento económico productivo, el empleo y los derechos de los trabajadores; 
-Establecer y recaudar impuestos, derechos, contribuciones y alcabalas; 
-AcuĖar monedas y determinar su valor y el de la moneda extranjera; 
-Pedir dinero prestado y pagar deudas; 
-Sancionar la falsificación; 

-Proteger a los consumidores y mantener su capacidad económica;
-Fijar el estándar de pesos y medidas; 
-Autorizar y regular el ejercicio de las profesiones; 
-Regular los sistemas postales, de comunicación y de transporte; 
-Promover el arte, la cultura, la educación y la ciencia; 
-Establecer y administrar un sistema de educación pública; 
-Promover, educar y garantizar el futuro de los jóvenes; 
-Proteger a la familia como unidad social básica; 
-Proteger la salud, la seguridad y el bienestar de las personas;
-Fomentar la justicia social para todos;

-Salvaguardar la biodiversisdad de la Nación y la pureza del sus aire, del agua y de los alimentos;
-Establecer y regular sistemas de atención de salud, jubilación y servicios sociales; 
-Proteger el medio ambiente y preservar los recursos de la nación para las generaciones futuras; 
-Establecer y administrar las reglas para la inmigración y la naturalización;
-Establecer y administrar un sistema de tierras públicas; 
-Codificar el derecho civil y el derecho penal y los procedimientos; 
-Estatuir condados y municipios y apoyarlos en momentos de necesidad;
-Garantizar la protección y la observancia de los derechos constitucionales y civiles;
-Crear todas las leyes que sean necesarias y convenientes para la ejecución de los poderes anteriores.

 

Sección 3. Todas las leyes deberán, desde su promulgación y periódicamente a partir de entonces, ser publicadas en cada uno de los idiomas oficiales: Inglés, francés, y espaĖol.

ARTÍCULO II

Sección 1. Los poderes legislativo y ejecutivo del gobierno nacional están unidos en un Monarca que, funcionando como la determinación de las personas, es una de nuestras principales salvaguardias contra las fuerzas inconstitucionales o extra constitucionales que ejercen el poder del gobierno. La Monarquía en Norteamérica se erige como un baluarte contra la opresión, la tiranía y el totalitarismo.

Sección 2. La oficina y las prerrogativas del Monarca son iguales si recaen en un hombre o una mujer.

Sección 3. Entre las obligaciones y responsabilidades del Monarca se encuentran:

a. Proteger los intereses del pueblo y promover su bienestar; 
b. Proporcionar la seguridad nacional y garantizar el orden y la seguridad pública;
c. Salvaguardar y promover los derechos naturales y libertades civiles tradicionales del pueblo; 
d. Ejecutar los poderes enumerados del gobierno nacional de una manera que promueva los objetivos de los poderes inherentes del gobierno; 
e. Utilizar el poder y los recursos de la Nación para promover la paz y la libertad en el país y en el extranjero;
f. Avanzar en las artes, la cultura, la educación y la ciencia; 
g. Reconocer y premiar el talento y el servicio a la Nación; 
h. Respetar las leyes y las disposiciones de la presente Constitución.

Sección 4. Entre los poderes del Monarca se encuentran:

a. Promulgar leyes, decretos, órdenes, normas y tratados;
b. Ejercer los poderes ejecutivos del gobierno nacional;
c. Dirigir las fuerzas armadas y nombrar a los oficiales de las mismas; 
d. Nombrar y destituir a todos los ministros, secretarios, embajadores, cónsules, gobernadores regionales y otros altos funcionarios del gobierno; 
e. Nombrar a la mitad de los miembros del Senado; 
f. Declarar una emergencia en tiempo de guerra o catástrofe; 
g. Asumir el control directo de un condado o municipio en tiempos de necesidad, según lo dispuesto por la ley; 
h. Recibir peticiones y conceder indultos, perdones, y títulos en conformidad con la ley; ningún título puede ser heredado o transmitir privilegios legales o inmunidades; 
i. Promover la observancia de la Constitución y la ley.

Sección 5. La Dinastía será establecida mediante el voto de las tres quintas partes de la mayoría de la Cámara de Representantes; el voto será secreto.

Sección 6. En el caso de la muerte, incapacidad, renuncia o destitución de un Monarca, la sucesión será de acuerdo a la Ley de Sucesión, con sujeción únicamente a la confirmación del voto de la mayoría en la Cámara de Representantes de cada Monarca sucesivo. Un sucesor podrá ascender al cargo al cumplir treinta y cinco aĖos de edad. En el momento de su ascensión el Monarca prestará juramento de la siguiente manera:

Juro solemnemente que, luego de amplias consultas y profundas reflexiones, utilizaré mis poderes constitucionales para cumplir fielmente con las obligaciones y responsabilidades de mi función, reconociendo humildemente que se me ha elevado a este alto cargo con el fin de salvaguardar y promover los intereses de la Nación en su conjunto, y que yo, a lo mejor de mi capacidad, preservare, protegere y defendere la Constitución de Norteamérica y sus ideales, con la ayuda de Dios.

Sección 7. El Monarca cederá la oficina al llegar a los setenta aĖos de edad.

Sección 8. El Senado puede destituir a un monarca de su cargo por violación a su juramento o Razones de Estado por medio del voto de las dos terceras partes, cambiar el Orden de Sucesión, y/o acusar a un Monarca reinante por un delito grave por mayoría de votos; en todos estos casos las votaciones serán secretas.

Sección 9. Tras la acusación, un Monarca deberá enfrentar un juicio ante la Cámara de Representantes, que puede condenar y/o sancionar por mayoría de votos.

Sección 10. Cuando, de acuerdo con la ley, se establezca una regencia, el Regente realizará sus actos en los asuntos de Estado en nombre del Monarca. El Regente, que debe ser un ciudadano norteamericano, requiere la confirmación por una mayoría de la Cámara de Representantes y puede ser destituido por la mayoría del Senado.

Sección 11. El Monarca y la Familia Imperial, recibirán una subvención anual de la Tesorería, fijada por ley, que es igual al 0,001 por ciento de la Renta Nacional anual. La inversión pública se utilizará para cubrir todos los gastos relacionados con las funciones del Monarca como Jefe de Estado y la propiedad del gobierno puesta a disposición de la Casa Imperial serán mantenidos por los ingresos públicos, pero en ningún caso las cantidades que se gasten en el mantenimiento anual de la Familia Imperial superarán el 0,05 por ciento de la Renta Nacional.

Sección 12. Ningún miembro de la Familia Imperial podrá invertir directa o indirectamente o recibir beneficios monetarios de ninguna persona, negocio, empresa, asociación, grupo, u organización.

ARTÍCULO III

Sección 1. Un Gabinete, que sirve al gozo del Monarca, será responsable del desarrollo, administración y revisión de la política gubernamental.

Sección 2. Durante las sesiones del Congreso, el Gabinete deberá colectiva e individualmente someterse a un interrogatorio semanal no menor de tres horas en la Cámara de Representantes.

 Sección 3. El Gabinete preparará y presentará un presupuesto anual para el monarca, según lo dispuesto en esta Constitución. Desde el momento de la muerte de un Monarca o ausencia en el cargo y hasta que su sucesor, o un Regente, preste juramento, los poderes constitucionales del Monarca descansan con y son ejercidos por el Gabinete.

Sección 4. El Gabinete tendrá los siguientes miembros y/o aquellos otros que el Monarca pueda nombrar:

Primer Ministro; 
Ministro de Relaciones Exteriores; 
Ministro de Defensa; 
Ministro de Finanzas y Banca; 
Ministro de Tesorería; 
Ministro de Agricultura; 
Ministro de Educación; 
Ministro de Recursos y Medio Ambiente; 
Ministro del Interior; 
Ministro del Trabajo; 
Ministro de Transporte; 
Ministro de Servicio Postal y Comunicaciones; 
Ministro de Justicia; 
Ministro de Cultura y Turismo; 
Ministro de Industria y Manufactura; 
Ministro de Negocios y Comercio; 
Ministro de Infraesturctura y Desarrollo;
Ministro de Salud y Seguridad; 
Ministro de Ciencia y el Espacio; 
Ministro de Servicios Sociales; 
Ministro de la Vida Familiar y Juventud;
Ministro de Tecnología e Invenciones; 
Ministro de Licencias y Profesiones; 

Ministro de Asuntos Regionales;
Ministro de Condados y Municipios.

 

ARTÍCULO IV

Sección 1. Un Banco Nacional sera establecido para actuar como agente financiero del gobierno.

Sección 2. Los minerales y los recursos hídricos de las aguas y lechos de los ríos, lagos y océanos, así como los minerales y recursos sobre y bajo las tierras públicas, pertenecen al pueblo, que han confiado su cuidado, la explotación y utilización al gobierno nacional. El público disfruta de un acceso abierto a los ríos, lagos, mares y océanos de la nación, así como a sus costas.

Sección 3. La base de ingresos del gobierno nacional incluye, pero no se limita a los derechos, tasas, contribuciones, alcabalas e impuestos, incluyendo, pero no limitado a un impuesto al valor agregado, un impuesto de uso, un impuesto de extracción, y un impuesto sobre las transacciones financieras. Ningún impuesto puede recaudarse sobre los ingresos personales ganados; solo los individios disfrutan de esta exención del impuesto sobre los ingresos.

Sección 4. Se deberán preparar por el Gabinete un presupuesto anual junto con las proyecciones de dos y cinco aĖos y serán sometidos al Monarca para su aprobación. El presupuesto deberá ser publicado. No será utilizado ningún dinero que no sea consignado en el presupuesto o previsto por la ley posterior. El presupuesto será equilibrado en cuanto a ingresos y gastos, excepto en tiempos de emergencia declarada, conforme a lo dispuesto en esta Constitución. La Tesorería deberá publicar anualmente un reporte completo de los ingresos y gastos de todos los fondos públicos.

Sección 5. La deuda de la Nación no podrá superar el doble del presupuesto anual y no se superará los quince aĖos, salvo en casos de emergencia declarada.

Sección 6. La Oficina de Contabilidad General examinará de forma independiente los ingresos y gastos de los fondos públicos y publicar informes periódicamente

Sección 7. La Oficina del Inspector General revisará la eficacia de la operación de todos los ministerios, departamentos, agencias y oficinas y publicará informes periódicamente.

Sección 8. La Oficina de Defensoría del Pueblo, un importante vínculo institucional entre el pueblo y su gobierno, asegurará un rápido, oportuno y justo trato en materias de gobierno para todas las personas a través de su poder de incautar hasta una décima parte del presupuesto anual de cualquier unidad de gobierno del sub Gabinete.

Sección 9. Se podrán unir Consejos Públicos Adjuntos, según lo descrito por la ley a los departamentos, oficinas, agencias, organismos, comisiones, etc. del nivel sub Gabinete para proporcionar a los ciudadanos acceso directo al gobierno y ayudar a asegurar la transparencia. La pertenencia a un Consejo puede variar de tres a nueve y su término está limitado a cuatro aĖos. Una organización gubernamental tiene sesenta días para responder a las inquietudes y/o recomendaciones de su Consejo.

ARTÍCULO V

Sección 1. Los habitantes de Norteamérica tendrán representación directa en la Cámara de Representantes y las Asambleas Regionales.

Sección 2. La Cámara de Representantes, que actúa como la voz del pueblo, se compone de 650 miembros, que tienen un voto cada uno.

Sección 3. Un Representante debe ser ciudadano norteamericano.

Sección 4. Los representantes serán distribuidos entre varias categorías: 96 para las Asambleas Regionales, 265 para Grupos Profesionales, 235 para los Grupos de Interés, 40 para los municipios y 14 para las universidades. Esta distribución inicial de Representantes entre las varias categorías puede ser cambiada por el voto de mayoría de tres quintos de la totalidad de la Cámara. Sin embargo, no se reducirá el número total de Representantes.

Los Grupos en las categorías Profesionales y de Interés deben proporcionar por medio del Acta constitutiva las candidaturas abiertas y, votación directa y secreta por todos sus miembros para sus directores, así como su Representante. Además, deben tener provisiones para que los miembros ejerzan sus derechos de iniciativa y destitución. Los Grupos que buscan el estatus de representados deben obtener un Certificado de Elegibilidad para la Representación, que deberá ser objeto de renovación cada diez aĖos, de la Comision de Elegibilidad, una division del Departmento de Justicia. Cuando dos o más organizaciones representen al mismo grupo, el asiento deberá otorgarse a la organización con el mayor número de afiliados. Cuando hay más grupos que buscan representación en la Cámara de Representantes que asientos disponibles, los asientos se otorgarán según el número de miembros.

Sección 5. Los Representantes deberán tener permanencia en el cargo hasta su reemplazo de acuerdo con el Acta constitutiva de sus circunscripciones. Ellos serán compensados ​​por sus servicios a sus electores; dicha cantidad no podrá ser disminuida durante el período para el que hayan sido electos. Los representantes que hablen más de un idioma o hayan viajado a 20 o más países al momento de su elección deberán recibir salario suplementarios equivalente al 20 por ciento de su salario regular de Tesorería.

Sección 6. La Cámara de Representantes presidirá sobre las elecciones, escrutinios y calificaciones de sus propios miembros. La Cámara de Representantes deberá elegir un Vocero y otros funcionarios, determinar su propia organización y Reglamento Interno, sancionar a sus miembros por conducta desordenada o impropia y con la concurrencia de dos terceras partes expulsar a un miembro. La Cámara de Representantes se reunirá un máximo de 185 días al aĖo.

Sección 7. La Cámara de Representantes por un voto de dos tercios de mayoría tiene el poder de revocar la totalidad o parte de cualquier ley, decreto, orden, reglamento o tratado, requerir un referéndum consultivo nacional, iniciar una Enmienda Constitucional y plantear cuestiones constitucionales al Senado.

Sección 8. La Cámara de Representantes por mayoría elegirá la mitad del Senado, alternando sus elecciones con las designaciones del Monarca para ocupar vacantes, tendrá el poder de confirmar cada monarca sucesivo o regente, y destituir el Gabinete o cualquier funcionario o funcionarios designados de la oficina con un voto de No Confianza; el juicio en tales casos no se extenderá más allá de la destitución del cargo y/o la inhabilitación para ocupar cualquier cargo honorífico, de confianza o remunerado en el gobierno de Norteamérica; dicha parte destituida sin embargo, será responsable y sujeto a acusación, juicio, sentencia y sanción, de acuerdo con la ley. Tras la acusación por parte del Senado de un Monarca reinante, la Cámara de Representantes actuará como jurado para conocer y resolver la causa de la acción por el voto secreto de la mayoría.

Sección 9. La Cámara de Representantes tiene el poder de cuestionar al Gabinete colectiva e individualmente por no menos de tres horas a la semana, mientras que estén en sesión, para establecer comisiones de investigación con el poder de citar materiales, documentos y todas las personas, excepto a los miembros inmediatos de la Familia Imperial, emitir informes sobre sus conclusiones y sobre la deliberación de pasar una Resolución de Consenso para cada día que esté en sesión.

Sección 10. Los miembros de la Cámara de Representantes tendrán el poder de representar las posiciones de sus circunscripciones en relación con las preocupaciones nacionales y las acciones del gobierno, interrogar a miembros del Gabinete con respecto a las preocupaciones públicas y privadas, y representar a cualquier persona u organización que tenga negocios con el gobierno o sus departamentos o agencias.

Sección 11. El Senado, tiene la función de repositorio de las tradiciones, los valores y aspiraciones del Pueblo norteamericano, deberá estar compuesto inicialmente por 150 miembros, divididos en partes iguales entre hombre y mujer. La mitad de los Senadores serán elegidos por la Cámara de Representantes y la mitad serán nombrados por el Monarca. Cada Senador permanecerá en su cargo mientras observe buena conducta o hasta 65 años de edad. Las vacantes se cubrirán alternativamente por elección y nombramiento.

Sección 12. Un Senador debe ser ciudadano norteamericano.

Sección 13. Un Senador deberá recibir compensación de la Tesorería, conforme a lo dispuesto por la ley. Dicha compensación no podrá ser disminuida durante su permanencia.

Sección 14. El Senado deberá elegir un Presidente y demás funcionarios, determinar su propia organización y reglamento interno, sancionar a sus miembros por conducta desordenada o impropia y con la concurrencia de dos terceras partes expulsar a un miembro.

Sección 15. El Senado es continuo y no podrá ser suspendido ni abolido. El Senado puede aumentar su tamaĖo con la concurrencia de las tres quintas partes de todos los miembros. Un voto de dos tercios de la mayoría de todo el cuerpo será necesario para destituir a un Monarca de su cargo. El Senado puede, por mayoría de votos, acusar a un Monarca reinante por un delito penal o cambiar el Orden de sucesión. Se necesita una mayoria de votos del Senado para destituir a un Regente de su cargo. Todos esos votos serán secretos.

Sección 16. El Senado, como la Cámara, goza de la facultad de investigar, ordenar la comparecencia e informar. Puede pasar un máximo de diez Resoluciones de Consenso anualmente.

Sección 17. Los miembros del Senado pueden ofrecer asesoramiento y consejo al Monarca. Aceptarán deberes colectiva o individualmente impuestos por el Monarca.

Sección 18. Bien el monarca o la Cámara de Representantes pueden referir cuestiones de interpretación Constitucional al Senado, donde dichos votos serán secretos y todas las decisiones serán definitivas.

Sección 19. El Congreso se reunirá por lo menos una vez al aĖo, y esta reunión será el segundo lunes después del 1 de enero, a menos que se establezca un día distinto.

Sección 20. Una mayoría de cualquiera de las Cámaras del Congreso constituirá quórum para hacer negocios; un número menor puede obligar la asistencia de los miembros ausentes de la manera y bajo las penas que cada Cámara dictamine.

Sección 21. Cada Cámara llevará un Diario de sus sesiones y lo publicará, a excepción de aquellas partes que en la opinión de la mayoría de los miembros requieren permanecer en secreto.

Sección 22. Cada Cámara recibirá subvenciones anuales de la Tesorería iguales a por lo menos 0,025 por ciento de la Renta Nacional. Cada Cámara determinará sus propios gastos. Estos fondos no deberán en ningún caso ser utilizados como pago de los salarios directos de los miembros.

Sección 23. Los Representantes y Senadores no podrán ser interrogados en cualquier otro lugar por cualquier discurso o debate en el Congreso. Su inmunidad de arresto sólo puede ser levantado por una mayoría de votos en sus respectivas Cámaras.

Sección 24. Antes de asumir las obligaciones de su cargo, los miembros del Congreso prestarán juramento de la siguiente manera:

Juro solemnemente (o afirmo) que desempeĖaré fielmente los deberes de mi cargo, y que yo, a lo mejor de mi capacidad, preservaré, protegeré y defenderé la Constitución norteamericana y sus ideales (con la ayuda de Dios).

ARTÍCULO VI

Sección 1. La Nación se dividirá en Regiones, respetando la unidad cultural, histórica y topográfica de cada uno. Hasta que sus límites exactos sean determinados por una Comisión de fronteras formada por la Cámara de Representantes, las Regiones serán designadas provisionalmente: Quebec (comprende Quebec más Labrador y menos la península de Gaspé), Atlántico Nordeste (que comprende la península de Gaspé, Terranova, Nueva Escocia, Isla del Príncipe Eduardo, Nueva Brunswick, Maine, Nueva Hampshire, Vermont, Massachusetts, Rhode Island y Connecticut), Atlántico-Grandes Lagos (que comprenden Ontario, Nueva York, Pensilvania, Nueva Jersey, Delaware, Maryland, Virginia Occidental, Ohio, Indiana, Illinois Michigan y Wisconsin), Sudeste Atlántico (que comprende Virginia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, Florida, Alabama, Mississippi , Tennessee y Kentucky), Medio Oeste (que comprende Manitoba, Saskatchewan, Alberta, Minnesota, Iowa, Missouri, Arkansas, Louisiana, Texas, Oklahoma, Nuevo México, Colorado, Kansas, Nebraska, Wyoming, Montana, Dakota del Norte y Dakota del Sur), Sudeste Pacífico, (que comprende Arizona, Utah, Nevada, California y Hawái), Noroeste Pacífico (que comprende la Columbia Británica, Washington, Oregón y Idaho), Gran Norte (que incluye Alaska, el territorio Yukón, el Territorio del Noroeste y Nunavut), México que comprende seis regiones- Norte (Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Sinaloa, Sonora), Central (Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Jalisco, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí, Zacatecas), Este (Hidalgo, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz), Centro Sur (Estado de México, Michoacán, Tlaxcala), Imperial (Distrito Federal, Morelos, Puebla), Sur (Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Yucatán), América Central (Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá), y la Cuenca del Caribe.

Sección 2. Cada Región tiene derecho a la igualdad de representación en la Cámara de Representantes.

Sección 3. Cada Región elegirá una Asamblea de 200 miembros; cada miembro de la Asamblea debe ser ciudadano norteamericano.

Sección 4. Las Asambleas Regionales sirven como tribunas para los intereses regionales y locales. Ellos serán distribuidos entre varias categorías: 100 para Grupos Profesionales, 75 para Grupos de Interés que suman más de 25.000, 20 para las ciudades, y 5 para las universidades. La distribución entre las varias categorías, su número total, así como los mínimos por categorías pueden ser cambiados por el voto de dos tercios de toda la Asamblea.

Los Grupos con derecho a representación en la Asamblea deben proporcionar por medio del Acta constitutiva las candidaturas abiertas y, votación directa y secreta por todos los miembros para sus directores, así como su miembro de la Asamblea. Además, deben tener provisiones para que los miembros ejerzan sus derechos de iniciativa y destitución. Los Grupos que buscan el estatus de representados deben obtener un Certificado de Elegibilidad para la Representación en la Asamblea, que deberá ser objeto de renovación cada diez aĖos, de la Comision de Elegibilidad. Cuando dos o más organizaciones que representan a la misma categoría, el asiento deberá otorgarse al grupo con el mayor número de afiliados. Cuando hay más grupos que buscan representación en una Asamblea que asientos disponibles, los asientos se otorgarán según el número de miembros.

Sección 5. Los miembros de la Asamblea tienen permanencia en el cargo durante un máximo de ocho aĖos o hasta su sustitución de acuerdo con el Acta constitutiva de sus circunscripciones. Ellos serán compensados ​​por sus servicios por sus circunscripciones; dicha cantidad no podrá ser disminuida durante su período de servicio.

Sección 6. Cada Asamblea presidirá sobre las elecciones y las calificaciones de sus propios miembros. Cada Asamblea deberá elegir un Vocero y otros directores, determinar su propia organización y Reglamento Interno, sancionar a sus miembros por conducta impropia y con la concurrencia de dos terceras partes expulsar a un miembro. Las Asambleas se reunirán como mínimo una vez al aĖo, a la hora y en el lugar seleccionados para cada oportunidad.

Sección 7. Cada Asamblea elegirá por mayoría de votos a los Representantes Regionales para la Cámara de Representantes.

Sección 8. Cada Asamblea tiene derecho a deliberar, establecer comités con el poder de citar materiales, documentos y personas, emitir informes y ofrecer asesoramiento y consejo. Cada Asamblea puede designar o destituir funcionarios regionales según estime conveniente.

Sección 9. Cada Asamblea puede, por pérdida de confianza según voto de la mayoría, destituir a cualquier funcionario regional, condal o municipal designado o electo. Cada Asamblea deberá llevar un Diario de sus sesiones y lo publicará periódicamente.

Sección 10. Cada Asamblea recibirá subvenciones anuales de la Tesorería iguales a por lo menos 0,01 por ciento de la Renta Nacional. Cada Asamblea determinará sus propios gastos. Estos fondos no deberán en ningún caso ser utilizados como pago de los salarios directos de los miembros.

Sección 11. Los miembros de la Asamblea no podrán ser interrogados en cualquier otro lugar por cualquier discurso o debate en su Asamblea. Su inmunidad de arresto sólo puede ser levantado por una mayoría de votos en su Asamblea.

Sección 12. Antes de asumir las obligaciones de su cargo, los miembros de las Asambleas prestarán juramento de la siguiente manera:

Juro solemnemente (o afirmo) que desempeĖaré fielmente los deberes de mi cargo, y que yo, a lo mejor de mi capacidad, preservaré, protegeré y defenderé la Constitución norteamericana y sus ideales (con la ayuda de Dios).

ARTÍCULO VII

Sección 1. Los poderes judiciales del gobierno serán ejercidos por un sistema judicial independiente, encargado de la protección de los derechos naturales y tradicionales y las libertades civiles de las personas, la preservación de la dignidad de la persona, actuando como un escudo contra el poder arbitrario, y garantizando la observancia del debido proceso y la igualdad de protección, mientras trabaja para resolver conflictos, establecer responsabilidad y/u obligación en los casos civiles y la culpabilidad o inocencia en casos criminales, y hacer justicia, imponer remedios y sanciones de acuerdo con la ley. No habrá límite en consideración judicial de cualquier amenaza a los derechos o daĖos personales o públicos.

Sección 2. Los jueces y los jurados al llegar a sus decisiones y la aplicación de la ley han de ser siempre conscientes de la justicia, la clemencia, la tolerancia, la igualdad ante la ley, las tradiciones de la gente, el bienestar de la comunidad, los valores de la Civilización occidental, y Derecho de las naciones.

Sección 3. El sistema judicial estará compuesto por una Corte Suprema nacional con diecisiete miembros, varios distritos de Cortes de Apelación, así como Cortes de Magistrado municipales o del condado, y las demás Cortes que puedan ser establecidas por ley.

La Corte Suprema se compondrá de una Cámara Civil y Penal. Cada Cámara tendrá ocho Jueces Asociados. El Juez Presidente de la Corte Suprema será el principal Juez de cada Cámara y votará únicamente en caso de empate.

Los jueces de la Corte Suprema y las Cortes de Apelación, así como los jueces de las cortes civiles nacionales menores establecidas posteriormente, serán nombrados por el Monarca por períodos de diez aĖos. Los jueces nombrados deberán tener por lo menos diez aĖos de experiencia judicial previa para su consideración para el cargo. Los nombrados serán seleccionados de una lista de candidatos aprobados por la Comisión de Nombramientos Judiciales, que se compondrá del Juez Presidente, el Ministro de Justicia, dos jueces de la Corte de Apelaciones, dos Senadores, dos miembros de la Cámara de Representantes, todos elegidos por sorteo, y cuatro miembros de una asociación de abogados designados por su órgano ejecutivo. La membresía en la Comisión de Nombramientos Judiciales será de cuatro aĖos, pero terminará antes si un miembro deja de ocupar el cargo que lo/la hizo clasificar para el servicio. La vacante será cubierta por la comisión de nombramiento para el resto del mandato.

Los jueces de la Corte de Magistrado serán elegidos por sorteo de grupos de candidatos propuestos por los jueces de turno, cada uno de los cuales ofrecerá tres nominaciones por cada puesto vacante en sus distritos. El primer grupo de candidatos será designado por los jueces actuales de los condados y de los municipios, cada uno de los cuales debe ofrecer tres candidatos por cada puesto vacante, sirviendo en la misma jurisdicción que el cargo. Cada nominado a la Corte de Magistrado deberá haber recibido la aprobación de una asociación de abogados y residir en el distrito judicial en el que él/ella presidiría. Los jueces de la Corte de Magistrado, reemplazando gradualmente a todos los jueces de condado y municipales actuales, deberán servir por un término de diez aĖos, al final de los cuales pueden ser renominados para el grupo. Los jueces de la Corte de Magistrado están sujetos a convocar a elecciones a petición firmada por el diez por ciento de los votantes registrados del distrito.

Sección 4. Las quejas sobre la conducta judicial deberán ser recibidas por la Comisión de DesempeĖo Judicial, compuesta por dos jueces de la Corte de Apelaciones, dos jueces de la Corte de Magistrado, dos miembros cada uno del Senado y la Cámara de Representantes, todos ellos elegidos por sorteo, y dos miembros de una asociación de abogados designados por su órgano ejecutivo. La Comisión de DesempeĖo Judicial después de haber revisado las quejas podrá recomendar la censura, eliminación, o el retiro de un juez del Consejo Judicial. La membresía en la Comisión de DesempeĖo Judicial será de cuatro aĖos, pero terminará antes si un miembro deja de ocupar el cargo que lo/la hizo clasificar para el servicio. La vacante será cubierta por la comisión de nombramiento para el resto del mandato.

Sección 5. El Consejo Judicial está formado por el Juez Presidente y un Juez Asociado de la Corte Suprema, tres jueces de la Corte de Apelaciones, cinco magistrados, uno miembro cada uno del Senado y Cámara de Representantes, elegidos por sorteo, y cuatro miembros de una asociación de abogados designados por su órgano ejecutivo. La membresía en el Consejo será de cuatro aĖos, pero terminará antes si un miembro deja de ocupar el cargo que lo/la hizo clasificar para el servicio. La vacante será cubierta por la comisión de nombramiento para el resto del mandato.

El Consejo Judicial nombra al Director Administrativo de las Cortes, que sirve directamente y lleva a cabo las funciones que le delegue el Consejo. El Consejo es responsable de adoptar reglas uniformes de administración, práctica y procedimiento de la corte. Busca mejorar la administración de justicia, formulando recomendaciones a los diversos tribunales y los informes anuales al Gabinete. Actúa sobre las recomendaciones de la Comisión de DesempeĖo Judicial para la censura, destitución o jubilación de los jueces. Las decisiones del Consejo, tomadas por mayoría de votos, son definitivas.

Sección 6. Los jueces pueden ser reemplazados hasta la edad de sesenta y cinco aĖos. Recibirán por sus servicios una compensación de la Tesorería, que no será disminuida durante el tiempo de su encargo. Ninguna persona podrá ser juez a menos que haya cumplido la edad de treinta y cinco aĖos, y ejerza la abogacía durante diez aĖos. Antes de asumir las obligaciones de su cargo, todos los jueces prestarán juramento de la siguiente manera:

Juro solemnemente (o afirmo) que desempeĖaré fielmente los deberes de mi cargo, tratando en todos los casos que se presenten ante mí por adjudicación, salvaguardar los derechos naturales y civiles de los litigantes, proteger a la sociedad, preservar la dignidad personal y garantizar el debido proceso; resolver los conflictos, establecer la responsabilidad, culpa o inocencia e imponer sanciones de conformidad con la ley, y que yo, a lo mejor de mi capacidad, preservaré, protegeré y defenderé la Constitución norteamericana y sus ideales (con la ayuda de Dios).

Sección 7. El poder de revisión judicial del sistema judicial tiene el propósito de asegurar equidad y uniformidad en las decisiones judiciales y la aplicación de los codigos civil y penal. El poder de anular una ley o declarar una ley como inconstitucional se limita a las leyes del condado y municipales.

Sección 8. La Corte Suprema, Cortes de Apelaciones y Cortes de Magistrados tienen jurisdicción original en los procedimientos hábeas corpus y procedimientos de alivio extraordinario en la naturaleza de mandamus, certiorari y prohibición.

Las Cortes de Magistrados tienen jurisdicción original en todas las causas excepto aquellas dadas por estatuto a otras cortes de juicio. Una corte puede aplicar su propia línea de investigación y hacer comentarios en la evidencia y el testimonio y la credibilidad de los testigos que a su juicio sean necesarios para la correcta determinación de una causa. Las audiencias administrativas, formales e informales, nocrean bases para una cosa juzgada, la que se limita a los procedimientos posteriores al juicio en el que ambas partes han sido representados por un abogado. Todos los jueces son responsables de sus decisiones de procedimiento y dispositivas; diez revocaciones por apelación pueden resultar en la eliminación de la banca y exclusión de consideración adicional para cargos judiciales.

Todas las cortes de apelación pueden tomar pruebas y hacer determinaciones de hecho. La Corte Suprema puede transferir a sí misma una causa en una corte de apelación. Puede transferir una causa de sí misma a una corte de apelación o de una corte de apelación a otra.

Ningún juicio se hará a un lado o se concederá nuevo juicio, en cualquier causa, en razón de la mala dirección del jurado, o la recolección o admisión inadecuada de evidencia o por cualquier error en cuanto a cualquier cuestión de procedimiento, a menos que, después de un examen de la causa entera, incluyendo la evidencia, la corte sea de la opinión de que el error causa de la queja ha dado lugar a un malogro de la justicia.

Sección 9. La traición contra la Nación consistirá únicamente en hacer la guerra en su contra o en unirse a sus enemigos, dándoles ayuda y consuelo. Ninguna persona será condenada por traición a menos que dos testigos del mismo acto perpetrado declaren abiertamente o haya una confesión en sesión pública. La sanción por traición se efectuará de acuerdo a la ley.

ARTÍCULO VIII

Sección 1. Los condados y municipios, las unidades primarias de gobierno, deberán ser democráticos en su forma y contenido. Las personas podrán ejercer sus derechos democráticos inalienables a través de elecciones directas de funcionarios, referendos, iniciativas legislativas populares, destituciones políticas y solicitudes. El diez por ciento de los votantes inscritos en un distrito podrá originar la celebración de un referendo, proponer una medida o plantear la destitución de un funcionario electo. Todos los patrocinantes, las fuentes de financiamiento y sus respectivos montos deberán ser de dominio público 20 días antes de la elección. Antes de presentar la redacción final de una medida a ser votada, toda iniciativa o referendo será sometida a al menos dos sesiones de revisión por parte de la junta o consejo del respectivo distrito y a un plazo de 30 días de análisis público. Las disposiciones de cualquier iniciativa serán sometidas a revisión y renovación electoral por voto de la mayoría cada diez (10) aĖos después de su completa aplicación. Antes de tema electoral, un Jurado Civico compuesto por no menos de 20 votantes, comprendiendo una amplia sección comunitaria, deberá ser llamadoa examinar en detalle durante un periodo de 10 dias, todos los prosy contras de la medida y entonces se publicará un informe de sus hallazgos como asistencia para el electorado.

Sección 2. Los condados y municipios, se regirán por las juntas o consejos, elegidos cada dos aĖos por los votantes del distrito. El único requisito para elección al órgano de gobierno de un condado o municipio será el registro de votantes.

Sección 3. El órgano de gobierno de un condado o municipio tiene la facultad de nombrar y destituir a funcionarios menores, así como elaborar y hacer cumplir sus propias leyes, de conformidad con esta Constitución y sus ideales.

Sección 4. La estructura organizativa de un condado o municipio puede determinarse ya sea por el órgano de gobierno o los votantes del distrito.

Sección 5. Los condados y municipios serán colegiados al cumplir con las cualificaciones previstas por la ley. Sin perjuicio o menoscabo de su autonomía local, pueden formarse en unidades más grandes para los propósitos explícitos y temporales de economía, orden público, salud, seguridad o comodidad.

Sección 6. En momentos de necesidad, los poderes de un órgano de gobierno pueden ser suspendidos por el Monarca y el condado o municipio gobernado directamente por el Monarca, o su representante, por un período de seis meses. Al cabo de seis meses, o antes, se procederá a una nueva elección. Los elegidos desempeĖarán sus funciones el resto del período bienal interrumpido, más un término bianual propio.

Sección 7. Dentro de sus ámbitos de jurisdicción, los condados y municipios deberán, entre otras cosas:

-Mantener el orden y la seguridad pública; 
-Proteger la propiedad pública y privada; 
-Proporcionar instalaciones culturales y recreativas públicas; 
-Establecer y hacer cumplir los códigos de la construcción;
-Establecer, suplementar, y hacer cumplir las normas de saneamiento y salud;
-Mantener las calles y carreteras locales, y controlar el tráfico;
-Prevenir la contaminación y la degradatión ecologica; 
-Preservar los monumentos públicos e históricos; 
-Establecer y mantener bibliotecas públicas; 
-Regular negocios y fábricas; 
-Prevenir la polucion y la degradación ecológica;
-Definir y sancionar delitos menores; 
-Establecer y recaudar impuestos y tasas.

Sección 8. La base de ingresos para los condados y municipios incluye, pero no está limitado al impuesto a la propiedad no mejorado, las ventas y el uso. Los tipos y montos serán determinados por el voto mayoritario de la gente del distrito.

Sección 9. Los condados y los municipios deben operar dentro de un presupuesto equilibrado. No podrán contraer deudas por períodos de más de quince aĖos.

ARTÍCULO IX

Sección 1. La ciudadanía norteamericana con todos los derechos y privilegios que correspondan en virtud de esta Constitución se concede a todos los ciudadanos de Canadá, México, Estados Unidos de América, y cualquier otra nación o territorio de Norteamérica que adopte oficialmente esta Constitución de conformidad con el artículo XXXIII, Sección 1.

Sección 2. La ciudadanía norteamericana puede ser adquirida por nacimiento o naturalización, conforme a lo dispuesto por la ley. La pérdida de la ciudadanía puede ser consecuencia de la decisión judicial de actividad perjudicial a la Nación, o adquisición o posesión de otra nacionalidad o de residencia permanente en un estado extranjero o el ejercicio de derechos civiles en el mismo.

Sección 3. Un votante es un ciudadano norteamericano, de dieciocho aĖos de edad, que está registrado para votar, según lo dispuesto por la ley.

Sección 4. El derecho al voto es disfrutado por todos los ciudadanos en edad de votar y en plena posesión de sus derechos civiles y es el único requisito para ocupar un cargo público.

Sección 5. Todos los ciudadanos de Norteamérica e individuo dentro de las fronteras de la nación que tienen la condición legal de residente permanente comparte todos los derechos y libertades de esta Constitución, excepto el derecho a votar y a ocupar cargos públicos.

ARTÍCULO X

Todos los ciudadanos de Norteamérica tienen el derecho de entrar, permanecer o salir del país. No habrá ninguna ley que coarte el derecho de los ciudadanos a vivir o viajar dentro o fuera de las fronteras de la Nación, salvo en los casos de traición o delito grave. Cualquier ciudadano puede presentar una acción legal para exponer o anular un acto lesivo para el público, el Estado, el medio ambiente o los intereses históricos o culturales, y como ciudadano deberá, salvo en caso de mala fe comprobada, estar exento de las costas judiciales y/o carga por la derrota, y será elegible para recibir hasta cuarenta por ciento (40%) del valor monetario de la actividad expuesta o anulada, como se determine judicialmente.

ARTÍCULO XI

Se establece una separación entre la iglesia y el estado; el estado no debe ser hostil a la religión. La propiedad e ingreso de organizationes religiosas, como todas las corporationes, estan sujetas a regulaciones e impuetos. No se exigirá una declaración religiosa como requisito para cualquier cargo o puesto de confianza pública.

ARTÍCULO XII

No se aprobará ley alguna que limite el derecho de las personas a sus libertades fundamentales y tradicionales de opinión, de pensamiento, de conciencia, de religión y de manifestación personal sobre la materia que fuere o su derecho de reunirse pacíficamente, de asociarse, de organizarse para fines lícitos, de presentar solicitudes al gobierno, de plantear iniciativas legislativas, de destituir a funcionarios electos y de votar.

La libertad de asociación con fines lícitos está garantizada; las asociaciones paramilitares están prohibidas. Nadie podrá ser obligado a asociarse o a permanecer asociado. Las asociaciones tienen el derecho de representar a sus miembros, colectiva o individualmente, jurídica y/o extrajurídicamente. Sólo por decisión judicial pueden las asociaciones ser disueltas obligatoriamente o tener sus actividades suspendidas. Los gremios y sindicatos podrán tener dos representantes en la junta directiva de toda corporación o fondo de pensión públicamente regulado.  

ARTÍCULO XIII

Ningun derecho es absoluto, y este ejercicio no puede estar en contra de la paz, el orden, la salud, la seguridad o la moral de la comunidad.

ARTÍCULO XIV

No habrá ningún sistema universal de identificación, pasaportes internos o permisos de residencia.

ARTÍCULO XV

El derecho a la privacidad y la libertad contra el acoso no se limitará, salvo en materia de delito grave. El derecho de las personas a la seguridad de su persona, casa, papeles, y efectos, contra intrusiones injustificadas, registros, incautaciones, será inviolable, y no se emitirán órdenes judiciales sino en virtud de causa probable, apoyada por juramento o afirmación. Interferir y/o restrear las communicaciones postales, electronicas y/o telefonicas asi como monitorear el uso del Internet requieren órdenes judiciales. Usar, comercializar, vender o comprar datos personales robados constituye una ofensa capital.

ARTÍCULO XVI

Ninguna organización gubernamental puede utilizar información sobre una persona por más de diez aĖos, salvo en los casos de traición o delito grave. Las organizaciones no gubernamentales no pueden requerir, recopilar, retener o utilizar información sobre una persona por más de tres aĖos. Tampoco podrá ningún gobierno u organización no gubernamental recoger, compilar o retener información personal general de naturaleza no especificada. Las organizaciones no gubernamentales no pueden recoger, compilar, o retener información personal en un volumen mayor que el diez por ciento de la población, según se determine en el último censo. Todas las empresas privadas dedicadas a la recolección y/o difusión comercial de la información personal deben demostrar una necesidad pública de su actividad, y están sujetas a la aprobación y regulación previa del gobierno. La información legalmente recopilada para un propósito, no se utilizará para otro, salvo para garantizar la salud o la seguridad. Las violaciones están sujetas tanto a enjuiciamiento penal como civil.

ARTÍCULO XVII

El derecho del recurso de hábeas corpus no se suspenderá, salvo que la seguridad pública lo exija, o en caso de rebelión o invasión.

ARTÍCULO XVIII

Ningún escrito de proscripción y confiscación, ley ex post facto o ley que menoscabe la dignidad de la persona o las obligaciones del contrato legal puede ser promulgado.

ARTÍCULO XIX

El plazo máximo para la persecución de los delitos, excepto los de naturaleza capital, será de seis aĖos. No habrá límite de tiempo para la acusación de homicidio y/o de otros crímenes atroces, incluyendo, pero no limitado a, el peonaje, el racismo, la esclavitud, el terrorismo, la tortura y la trata de personas, bienes o productos.

ARTÍCULO XX

No habrá ningún sistema de servidumbre legal o penal, salvo como sanción por un delito en el que la persona haya sido debidamente declarada culpable en un tribunal de justicia.

ARTÍCULO XXI

No se exigirán fianzas excesivas, ni se impondrán multas excesivas, ni castigos crueles o inusitados. Una persona detenida debe ser informada de sus derechos, incluido el derecho a permanecer en silencio. La prisión preventiva se permite por un máximo de 30 días.

ARTÍCULO XXII

En un caso penal, ninguna persona podrá ser obligada a declarar contra sí mismo/a o su cónyuge, ni privado de la vida, libertad o propiedad sin el debido proceso legal; ni la propiedad privada puede ser tomada sin una justa indemnización.

ARTÍCULO XXIII

En toda los procesos del codigo penal, el acusado, quien se presume inocente hasta que se pruebe su culpabilidad, gozará del derecho a un juicio rápido y público, en el distrito en el que se haya cometido el delito, y ser informado de la naturaleza y causa de la acusación; a ser confrontado con la evidencia y los testigos contra él/ella; tener proceso obligatorio para obtener pruebas y testigos a su favor, y tener la asistencia de un abogado para su defensa. El juzgamiento de los crímenes de felonía por jurado será a discreción del juez presidente; dicheos jurados pueden cuestionara los testigos del fiscal y la defensa, asi como la evidencia.

ARTÍCULO XXIV

Con arregio al codigo civil, el derecho a juicio por jurado será a discreción del juez que presidá o la expensá de la parte demandadá. Los jurados pueden cuestionar los litigantes, sus testigos y pruebas. El acusado tiene el derecho de ser confrontado con y examinar la evidencia y testigos en contra de él/ella, para que se obligue a la obtención de pruebas y testigos en su favor, y tener la asistencia de un abogado para su defensa si la cantidad determinada es superior a la mitad de su ingreso anual. Existe responsabilidad cuando el daĖo se ha hecho intencionadamente o por negligencia. Salvo disposición en contrario por la lay, el tiempo maximo para la adjudicación de los casos civiles es de 18 meses. Se permitirá la acción privada en casos de delitos sujetos a acción pública si esta última no se ejerce de manera oportuna.

ARTÍCULO XXV

Una parte o testigo en un procedimiento judicial o administrativo, que no comprende o no habla el idioma en el que se llevan a cabo las actuaciones o que sufre discapacidad del habla o de la audición, tiene el derecho a la asistencia de un intérprete.

ARTÍCULO XXVI

Cada individuo tiene derecho al respeto y la dignidad. Cada individuo tiene derecho a la información, la educación, la atención de salud, la vivienda, el trabajo y el descanso y es su obligación ejercer cada uno de dichos derechos. Nuestra gente es nuestro mayor recurso natural. El abuso, ya sea intencional o negligente, de los niĖos y jóvenes es un abuso al futuro de nuestra nación y causa para juicio penal. Toda persona es igual ante y bajo la ley y tienen derecho a igual protección legal y a beneficiarse de la ley sin discriminación injustificada y, en particular, sin discriminación basada en la edad, el color, el origen étnico o nacional, raza, religión, sexo, orientación sexual, estilo de vida, o discapacidad mental o física.

La igualdad ante la ley no podrá ser interpretada como prohibitiva de cualquier ley, programa o actividad que tenga por objeto la mejora de las condiciones de los individuos o grupos en desventaja debido a la edad, el color, el origen étnico o nacional, raza, religión, sexo, orientación sexual, o discapacidad mental o física.

 ARTÍCULO XXVII

Esta Constitución se interpretará y las leyes de la Nación se harán y ejecutarán de una manera consistente con las libertades históricas políticas, los derechos civiles, la tolerancia a la diversidad, la igualdad de oportunidades, y la herencia multicultural de Norteamérica.

ARTÍCULO XXVIII

La enumeración en esta Constitución de ciertos derechos y libertades no será interpretada para negar o menospreciar a la existencia de los demás, retenidos por la gente en una sociedad abierta.

ARTICULO XXIX

Los poderes no delegados por la Constitución están reservados a las personas y pueden ser destinados por el ejercicio de su prerrogativa legislativa.

El pueblo ejerce su prerrogativa legislativa mediante referéndum y la iniciativa o convocar a elecciones, conforme a lo dispuesto en esta Constitución. Un referéndum consultivo nacional puede ser iniciado por el Monarca o el voto de dos tercios de la Cámara de Representantes.

La iniciativa y la convocatoria se garantizan a todas las organizaciones representadas en la Cámara de Representantes y las Asambleas Regionales, así como a todos los condados y municipios.

ARTÍCULO XXX

La validez de la deuda pública en Canadá, México y los Estados Unidos de América, autorizada por la ley, será incuestionable e igual de válida en contra del gobierno de Norteamérica como antes. Entera fe y crédito serán entregados a los actos públicos, registros y procedimientos judiciales en y de Canadá, México y los Estados Unidos de América, así como cualquier otra nación o territorio de Norteamérica que adopte oficialmente esta Constitución de conformidad con el artículo XXXIII, Sección 1 que no esté en conflicto con la presente Constitución.

ARTÍCULO XXXI

Esta Constitución será la ley suprema de la tierra y todas las leyes, decretos, órdenes, reglamentos y tratados se ajustarán a la misma. Los miembros del Senado, Cámara de Representantes, las Asambleas Regionales, los funcionarios del condado y municipales, y todos los funcionarios ejecutivos, judiciales y militares estarán obligados por juramento o protesta a apoyar esta Constitución.

ARTÍCULO XXXII

Las enmiendas a esta Constitución podrán ser propuestas por el Monarca, o una mayoría de dos tercios de la Cámara de Representantes.

La ratificación de una enmienda constitucional requiere una mayoría de tres cuartas partes de los electores, quienes tendrán el derecho de votar dos veces en seis meses sobre una propuesta de enmienda.

ARTÍCULO XXXIII

Sección 1. Esta Constitución se establecerá tras la recepción de una mayoría de votos en cualquiera de las cámaras bajas de la legislaturas provinciales o del estado, o en los Convenios de Ratificación especialmente elegidos de siete (7) provincias de Canadá, y/o veintiún (21) estados de México, y/o treinta y cinco (35) Estados de los Estados Unidos de América.

Cualquier provincia o estado pueden elegir delegados por voto popular para su Convenio de Ratificación. Un delegado será elegido en cada distrito de la cámara baja de las varias legislaturas provinciales y estatales, para que cada Convenio de Ratificación provincial y estatal tenga el mismo número que la cámara baja de su legislatura. En ningún caso, un delegado también será legislador. Las recomendaciones para las enmiendas avaladas por mayoría en las legislaturas o asambleas ratificantes se someterán a un voto de ratificación de acuerdo con el artículo XXXII en el segundo aĖo después que la Constitución de Norteamérica entre plenamente en vigor.

Sección 2. Una vez ratificados, los representantes de los grupos que cuentan con Certificados de Elegibilidad para Representación convocarán y se organizarán en la Cámara de Representantes. Una mayoría de los representantes constituirá quórum para hacer negocios. El primer gran pedido de deberes de la Cámara será establecer la Dinastía. El no cumplimiento de este plazo de sesenta días después de la convocatoria dará lugar a nuevas elecciones para la Cámara de Representantes en la que ningún miembro anterior será elegible para sentarse. Después de confirmar el Monarca, la Cámara procederá con los detalles de su propia organización interna. Si no se elige a la mitad del Senado el plazo de un aĖo después de haber convocado se dará lugar a nuevas elecciones para la Cámara de Representantes en la que ningún miembro anterior será elegible para sentarse.

Una vez ratificados, los Representantes de la Asamblea elegidos de grupos que cuentan con Certificados de Elegibilidad para Representación en Asamblea convocarán y se organizarán en sus diversas Asambleas Regionales. Una mayoría en cada una de dichas Asambleas constituirá quórum para negociar. El primer mandato de importancia de cada Asamblea será elegir a sus diversos Representantes en la Cámara de Representantes. El incumplimiento de dicha tarea en un plazo máximo de sesenta días después de la convocatoria derivará en nuevas elecciones para la Asamblea en cuestión, donde ningún miembro anterior tendrá derecho a ser reelegido.

Sección 3. De acuerdo con la voluntad del pueblo, los gobiernos existentes en Canadá, México, Estados Unidos de América, y cualquier otra nación o territorio de Norteamérica que adopte oficialmente esta Constitución de conformidad con el artículo XXXIII, Sección 1 harán todo esfuerzo de cooperación para asegurar una transición suave y segura del poder y los bienes. La transición debe ser completada dentro de los noventa días siguientes al establecimiento de la Dinastía.

Los jefes de los gobiernos provinciales y estatales, es decir primer ministro y gobernadores, deberán ser legalmente responsables de asegurar, compilar y transferir de manera prudente los activos financieros de sus provincias y estados respectivos a un depositario nacional. El depositario deberá apoyar a las ciudades y condados según las mismas fórmulas utilizadas en los presupuestos anuales provinciales y estatales del año previo a la adopción de esta Constitución. El depositario completará la dispersión de dichos activos durante un periodo de diez (10) años. Los pasivos y propiedades de las provincias y estados serán asumidos por el gobierno nacional.

El servicio civil encontrado en los gobiernos provinciales y estatales existentes, representan una invaluable fuente de experiencia y pericia que continuará con su alto nivel de servicio público bajo los lineamientos y directrices nacionales.

Todas las leyes en vigor en el territorio de Norteamérica al momento de adoptar esta Constitución, continuarán hasta que sean alteradas, derogadas o enmendadas; sin embargo, las disposiciones de cualquier ley, reglamento, decreto, decisión y otro, que entre en conflicto con ésta, será anulado e invalidado.